TE PUEDE INTERESAR:

Reglas de oro

No saltarse las horas de alimentación. Es importante tomar un desayuno saludable para evitar llegar con hambre al almuerzo, este sigue siendo la comida más importante del día.

Lleva una colación para antes de almuerzo. Come dos horas antes del asado. Lo recomendable es un lácteo descremado, trozos de quesillo light, un huevo duro, rollitos de pechuga de pollo o pavo rellenas de ricota light o palta. También es importante mantenerse bien hidratado, porque muchas veces se confunde el “hambre” con sed. De esta manera, llegarás al almuerzo sin hambre y podrás elegir tranquilamente opciones más saludables y en porciones razonables.

Come despacio. Las personas que comen lentamente tienden a ingerir menos calorías en el transcurso de una comida al estar más conscientes de lo que están comiendo y disfrutando más cada bocado.

Lo saludable primero. Comienza por las ensaladas y, en particular, por las verduras de hojas verdes que entregan una sensación de saciedad. Además, muchas son de lenta digestión y tienen pocas calorías.

Una porción. Elige una porción de cada alimento y no dos empanadas o choripanes. Prefiere el pebre en vez de la mayonesa y reemplaza el chorizo de cerdo por el de pavo.

Platos chicos. Quienes optan por platos más pequeños comen menos sin notarlo.

Líquidos. Bebe agua y bebidas sin azúcar. Si vas a tomar alcohol, evita los destilados y prefiere una copa de vino o de espumante bien conversado.

Poco postre. Intenta preparar en casa mote con huesillo con estevia o algún endulzante de tu gusto. Prefiere un tuti fruti o lo que quieras cocinar en familia. La diferencia entre una rebanada de torta helada grande y una chica son, literalmente, ¡cientos de calorías!

 

Parrilla saludable

Prepara un menú que no atente contra una alimentación equilibrada y que te permita disfrutar de igual manera a la hora de almuerzo o comida. Pequeños cambios pueden hacer la diferencia:

• Prefiere carnes magras como lomo liso o filete. También puedes variar con pescado a la parrilla, pollo o pavo sin piel.

• Reemplaza el chorizo de cerdo por uno de pavo.

• Evita aquellos productos cárneos con alto contenido de grasa como: cordero y cerdo.

• Prueba con vegetales a la parrilla como acompañamiento (berenjenas, puerros, cebollas, papas con cáscara, zapallitos, espárragos y champiñones).

• En fierritos, combina carnes de pollo y lomo liso con verduras, tales como cebolla, pimientos (rojos, amarillos o verdes).

• Las empanadas deben ser al horno, no fritas.

• Prefiere las ensaladas verdes, el apio, que es de esta estación y tiene un alto contenido de agua y la ensalada chilena.

  Cuida lo que comes

 

Además de evitar los excesos de comida y bebida que pueden producir dolor abdominal, vómitos o diarrea, es fundamental fijarse que los alimentos estén en buen estado, sean de origen conocido y aseguren la calidad y las adecuadas medidas sanitarias. De esta forma se evitan intoxicaciones alimentarias que pueden ser muy perjudiciales para la salud.

¿Cuándo ir a un servicio de Urgencia?

 

Cuando existe alguno de los siguientes síntomas:

 

• Deshidratación (sed, vértigo o mareo, disminución de la frecuencia y cantidad de orina, boca seca).

• Vómitos repetidos que impidan mantener los líquidos ingeridos.

• Diarrea por más de dos días en el caso de los adultos o más de 24 horas en niños. Fiebre superior a los 38°.

• Deposiciones con sangre, mucosidad o de coloración negra. Dolor de estómago persistente.

MÉTODO GREZ: QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA

Este tratamiento de manipulación alimenticia, que consiste en consumir todos los alimentos incluidas las grasas, permitirá reducir tu talla y mejorar aspectos de tu salud. No es una dieta, es un estilo de vida y en nuestra Clínica encontrarás profesionales que te acompañarán en tu proceso de cambio de hábitos, sin contar calorías y sin pasar hambre.

 

Perder esos kilos de más que nos molestan puede resultar ser un verdadero sacrificio. Sin embargo, con este revolucionario sistema de manipulación alimenticia podrás comer de todo, incluidas las grasas y sin pasar hambre,

 

Y es que siempre hemos creído que para bajar de peso hay que contar calorías, comer cada dos o tres horas, cinco a seis veces al día, comer menos y hacer más ejercicios aeróbicos como trotar, correr, bailar o andar en bicicleta, o que el desayuno es la comida más importante del día y debe incluir frutas, cereales y pan integral, y que debes evitar la grasa, porque engorda y tantas otras más.

 

¿Y si todas estas recomendaciones fueran en realidad mitos que de tanto repetirlas hoy creemos que son ciertas?

 

¿Y si seguir al pie de la letra estas “míticas” recomendaciones fuera realmente la razón por la que tú y millones de personas más en el mundo tienen cada día más problemas de resistencia a la insulina, diabetes, hígado graso, sobrepeso y obesidad?

 

El “Método Grez” no es una nueva dieta. Es un sistema probado que te permitirá, vía la alimentación, manipular tu cuerpo para que movilices y elimines en forma natural el exceso de grasa corporal y, en el proceso, mejores tus indicadores de salud del “síndrome metabólico”: glucosa, presión arterial, diámetro de la cintura, triglicéridos y colesterol HDL.

 

Este tratamiento considera consumir todas las proteínas y todas las grasas, excepto los aceites industriales. También incluye verduras y ensaladas, mientras que los carbohidratos con almidón y la fruta, restringirlos según el objetivo.

 

El “Método Grez” es un estilo de vida y en Clínica La Parva encontrarás profesionales de la salud actualizados para acompañarte en tu proceso de cambio de hábitos, sin contar calorías y sin pasar hambre.

 

¡Anímate!

 

Agenda tu asesoría médica aquí

 

 

Mapa de sitio

Servicios

 

Programas

 

Artículos

 

Contacto

Teléfono:

7842.2804

Horario de atención

Lunes a Viernes de 09:00 a 13:00 Horas

 

Miércoles  16:00 a 18:00 Horas

Ubicación

Avenida las Américas 7-62 zona 3, Segundo Nivel, Clínica No. 207 Quetzaltenango, Guatemala